12 de febrero de 2013

EL TANGO Y SUS ARTISTAS

Catulo Castillo escribió algunos artículos para distintos medios  sobre sus pares y cantores de distintas épocas, haciendo referencias a las cualidades de cada uno de ellos. Por ejemplo mencionaba a Horacio  Salgan como un talentoso, a Ubaldo De Lío como la guitarra tanguera, a Osvaldo Pugliese como dueño de un estilo inconfundible,a Carlos Di Sarli como el señor.....a Mariano Mores como un creador internacionalizado, a Edmundo Rivero como la voz diferente, a Armando Pontier un talentoso sensiblero, a Hector Stamponi junto a Enrique Mario Francini hombres de inquietudes creadoras venidos de un ámbito provinciano litoraleño,a Roberto Panzera un valor de avanzada musical. Sin olvidar al Gordo Pichuco, de quien extraeremos  una reseña analítica del gran Catulo. Decía lo siguiente: Pichuco viene en linea directa de los grandes bandoneonistas del pasado, partiendo desde el mítico Arolas y la posterior ubicación de nombres que responden a una técnica trabajosamente conseguida por el "fuelle", con maestros del instrumento que pueden llamarse : Pedro Maffia, Pedro Laurenz, Minotto, De Cicco...
Y aquel Pichuco, Anibal Troilo que se encaramaba a los palcos heroicos de la calle Corrientes, con sus apretados pantalones corto, constituyo desde el aplauso unánime a los super-dotados del arte musical. Si no hubiera nacido en el barrio del Abasto, merecería que allí lo hubiera hecho, para integrar el "cara" y "ceca" de la moneda, junto a Carlos Gardel, el morocho de aquella latitud formidable de nuestra ciudad. Y el "gordo Troilo" con su simpatía irresistible, es- acaso-el producto más puro de la calle y las noches porteñas, en lo que tienen de intimistas y evocadoras, desparramando "saudades" de los años que quedaron a detrás. Troilo es un conversador de sus voces y silencios, que pareciera parte constitutiva de su personalidad, encontrada en una esquina cualquiera de su niñez, junto a "Carabuña", que jugaba a la pelota sobre los potreritos del barrio aquel, y de doña Felisa, su madre, sacrifi9cada y visionaria...
El bandoneon, "la Jaula", como decía Pichuco, se ha promovido en el talento natural y callejero de este héroe del tango, con una misteriosa  y bravía enjundia musical. Su orquesta, irremisiblemente dueña de un instante luminoso para la música popular rioplatense, es la consagración  del equilibrio con el impulso temerario;  la vehemencia pasional y la restricción  sorpr4siva. Tiene raudal sonoro y hallazgos originales, donde cabe todo lo que señale un nuevo rumbo, avisorado en el momento de la entrega, precursores de lo que siempre esta por llegar, y a veces llega...
Obras liminares como "QUEJAS DE BANDONEON", de Juan de Dios Filiberto, a través de la enjundia creadora de Troilo, hacen a lo antológico, con la autoridad de su sola presencia. O de "LA BORDONA", de elaboración orquestal magnifica
                                                                                                                             11-02-2013

23 de abril de 2012

CARLITOS EN LA CIUDAD DE LOS RASCACIELOS


CARLITOS EN LA CIUDAD DE LOS RASCACIELOS.
Es imposible acompañar históricamente los pasos de Gardel. Sus facetas obligan a frecuentes desvíos y saltos, antes de mediar la década del 30, atendiendo un contrato de la Paramount. En la gigantesca ciudad del Norte se albergara en un lujosísimo hotel, el Waldord Astoria y, posteriormente, en el ultimo piso del Hotel Beaux Arts, para coronar su estadía en el Middletone. Sus ganancias en la tierra de los vaqueros son suculentas y vive a lo bacán. Es en este tiempo cuando filma "Cuesta Abajo" (1934), en los estudios de Long Island, junto a Mona Maris, Vicente Padula, Alfredo Le Pera y Anita Campillo. En este film se luce con los temas Criollita deci que si, Cuesta Abajo, Mi buenos Aires Querido y Amores de Estudiantes. También interviene en "El Tango en Broadway" (1934), producción en la cual canta "Rubias de New York", "Golondrinas", "Soledad y Caminito Soleado". Al siguiente año, es decir 1935, es interprete, junto a Rosita Moreno, de "El día que me quieras", donde sus interpretaciones vocales son: "Sol Tropical" , "El día que me quieras", "Volver", "Sus ojos se cerraron y "Guitarra mía". Agregamos dos títulos más de este año: "Tango Bar" y "Cazadores de estrellas". Es en este imborrable año 1935 cuando Gardel se reúne en Nueva York sus guitarristas Guillermo Barbieri, José Riverol y José María Aguilar. Este último reemplaza a Julio Vivas, que ha quedado en Buenos Aires. Después de los triunfos neoyorquinos, Gardel es recibido con grandes honores en San Juan de Puerto Rico al igual que en Curazao y Caracas. Pisa tierra colombiana en la simpática Barranquillas. El Zorzal Criollo gana corazones en Cartagena, Medellín y Bogotá. Es tratado como hermano. Y Gardel lo es realmente, ya que es gaucho. Por último, ha de llegar el fatídico viaje a Bogotá a Cali, con escala en Medellín. Y el destino cercena en veinte minutos, solo veinte minutos en Medellín, la vida del cantor, ya que, cuando va a reanudar la partida todo estremece y derrumba, todo es fuego, hierros retorcidos, humo, cenizas, muerte… Buenos Aires sueña con un inútil volver…El gran Gardel ya se ha hecho bronce. Un bronce que sonríe eternamente. Se ha hecho voz con resonancia eterna. Ser ha hecho imagen. Imagen en los hogares, en los medios de transporte, en los colectivos porteños, en los quioscos, en las billeteras de hombres y mujeres y toda suerte de vehículos…Se ha hecho canción, porque son incontables los tangos, las canciones y milongas que lo nombran. Gardel se ha hecho misterio. "Aparece" en cualquier lugar como el " misterioso hombre del rostro quemado"…Y se ha hecho mito. Porque todos los pueblos necesitan un mito. Y para nosotros es y será el hombre " que cada día canta mejor"…Y todos, de alguna manera u otra, han querido tener una vinculación con el ídolo. Por eso se han multiplicado las anécdotas, los amigos, los hijos y hasta los nietos, como el caso de Cesar Gardel, un joven que debuto en Mallorca cantando tangos y tiene un notable parecido con Carlitos. Este joven conto no hace mucho tiempo."En 1922, una abuela mía, una artista española llamada Celia Redondo, conoció en un país sudamericano a Carlos Gardel. Un año mas tarde, nacía en un pueblo castellano el hijo de ambos, es decir mi padre". Y sigue el relato periodístico. No fue el último y estamos seguros que habrá de pasar mucho tiempo para que haya un último "invento" alrededor de la mítica figura del máximo exponente de nuestra canción ciudadana. Por último, Gardel se ha hecho camino. Un melodioso camino hacia todos los pueblos de América. Por todo esto, al llegar a la finalización de este muy apretado mensaje recordativo, nos sentimos complacidos de pensar que estamos tendiendo una mano amistosa y franca a todos los hermanos del Continente, ahondando huellas en las sendas que trazó y traza la voz maravillosa de Carlos Gardel.

10 de abril de 2011

Tango en el cabaret


TANGO CABARET- Manuel Gálvez

El tango, casi exclusivo allí, y la orquesta típica entre el champaña y los smokings, el alma del arrabal. Los músicos cantan ciertos tangos, gritan, golpean las maderas de los instrumentos, gesticulan. Las siluetas de los danzarines se tuercen, se enredan, se paralizan. Y el bandoneón con sus notas bajas y oscuras, subraya de largas sombras dolorosas los tangos…
Tangos y más tangos. Dibujándose, con rapidez cinematográfica y en mescolanza fortuita, actitudes elegantes e involuntarias caricaturas. Los músicos, agitándose gritaban: ¿Que me batís? Y otras frases de malevos. Una pareja de tanguistas emergió del conjunto: el bloque movible se abrió redondamente en su centro y, allí, rodeada por el brocal de los rostros, por las palabras admirativas y pintorescas y por los aplausos, la pareja se contorsiono hasta el infinito, bajo la turbia ansia de un tango ardiente, que el bandoneón aplacaba con el dolor de sus sombras

The tango, almost exclusively there, and the orchestra between champagne and
tuxedos, the soul of the suburbs. The musicians sing some tangos, shout,
Woods hit the instruments, gesticulating. The outlines of the
dancers twist, tangle, become paralyzed. And the bandoneon with his notes
low and dark, painful stresses of long shadows tangos ...
Tangos tangos and more. Drawing, film and rapidly
random hodgepodge, attitudes and involuntary elegant caricatures. The
musicians, waving shouting: What Batís me? And other phrases of outlaws. A
pair of tango men emerged from the group: the movable block opened
squarely in the center and there, surrounded by the rim of the faces,
picturesque words of admiration and applause and the couple
contorts to infinity under the clouded burning desire for a tango, which
bandoneon soothed the pain of their shadows


タンゴキャバレー=マニュエルガルベス

は、ほぼ例外がタンゴ、シャンパンとの間のオーケストラ
タキシード、郊外の魂。ミュージシャン、コメント、いくつかのタンゴを歌う
ウッズはgesticulating、楽器を押してください。の概要
ダンサーは、もつれ、ねじれ麻痺になる。そして、彼のノートとバンドネオン
低さと暗さ、痛みを伴う長い影のタンゴのストレス...
タンゴのタンゴなど。図面、映画、急速に
ランダムな寄せ集め、態度、不本意な似顔絵。ザ
ミュージシャンは、叫び声を振って:何が私をBatís?無法者のそして、他のフレーズ。 A
タンゴの男性のペアは、グループから生まれた:可動ブロックを開く
真正面から中心部が、面の縁に囲まれ、
称賛と拍手やカップルの絵の言葉
タンゴのために白濁願望の下で無限大にcontortsする
バンドネオンはその影の痛みを慰めた


Para escuchar clic aquí: http//www.ustream.tv/channel/biendebuteTo listen click here:
ここをクリックして聴くには:

28 de junio de 2010

CARLOS GARDEL: SU OBRA

CARLOS GARDEL-PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD-SU OBRA

Pocos acontecimientos fueron tan importante en la vida de Gardel como su encuentro con José Razzano a fines de 1911.
Como sucedió?: Razzano en ese tiempo era mucho mas conocido que Gardes como cantante promisorio. Su voz de tenor, ligeramente aguda, era adecuada para el repertorio folclórico tradicional que también cultivaba Carlos. Cuando tenia poco de mas de veinte años, su barra se reunía en el Café del Pelado ( nombre derivado de la calvicie del propietario) de la esquina de Moreno y Entre Ríos, en Balvanera Sur. Se trataba de un barrio un poco mas respetable que el Abasto, pero no de gente acomodada. Razzano ya era conocido como el “orientalito”. Asombrosamente, los dos jóvenes no se habían conocido antes de 1911, lo cual testimonia la vastedad del complejo urbano de Buenos Aires. No obstante, rumores sobre el talento de Carlos llegaron al Café del Pelado, y Razzano sintió curiosidad. Un amigo suyo, Luis Pellicer, decidió localizar al Morocho. Se invocaron los buenos oficios de un tal Gigena ( de quien nada se sabe, excepto que tocaba el piano y vivía en la calle Guardia Vieja cerca del Mercado de Abasto).
Gigena acepto prestar su casa para una “tenida”, una sesión en que los cantores rivales medirían sus aptitudes en una competencia directa. Dichas competencias eran frecuentes en la época, especialmente entre payadores, eran como duelos de voz y guitarra en que se comprometía el honor de barras rivales. Los cantores fueron presentados formalmente
-“Me han dicho que usted canta bien”, dijo Carlos.
-“Me defiendo” repuso Razzano, pero las mentas suyas son grandes.
Y comenzó la “tenida" que duro hasta las primeras luces del alba, con aplausos de los concurrentes que no salían de su asombro por la calidad de esos dos cantores.¿Dónde lo puedo ver? Pregunto Gardes cuando se despidieron. Razzano le informo.Era el comienzo de una gran amistad. La costumbre imponía que Gardes devolviera la gentileza a Razzano, pues el encuentro se había producido en territorio de Gardes. Lo devolvió pocas noches después. Una multitud reunida no cabían en el Café del Pelado. Un amigo de Razzano, Enrique Falbi, ofreció su casa, que estaba cerca del café. Una vez mas los presentes aplaudieron con frenesí. Ante tan abrumador éxito, Falbi, les propuso que podrían integrar un Dúo vocal y probar suerte en los pequeños pueblos pampeanos, donde los entretenimientos Escaseaban.Otro aspirante a cantor Francisco Martino, también presente en la tenida, se entusiasmo con el plan y, sin dudarlo ofreció unirse a ellos. Razzano, por razones aparentemente domesticas, no pudo asistir. No obstante a eso, (Gardes ya para ese entonces, decidió adoptar el apellido corregido como Gardel) prepararon el viaje. Comenzando la gira por la zona oeste, la que duro alrededor de tres meses; el dúo no conquisto la gloria ni ganó mucho dinero, aunque artísticamente fue provechoso para Gardel. De regreso a Buenos Aires se reúnen con Razzano, los tres aspirante a cantores pronto conocieron a un cuarto, cuya influencia sobre ellos fue breve pero considerable. Se trataba de Saúl Salinas (con el apodo de el víbora), este propuso formar un cuarteto para hacer una gira por provincias.
Antes de esta gira, sin embargo, Gardel marco un hito inicial en su carrera. Le pidieron que realizaran algunas grabaciones para el sello Columbia, por iniciativa de la Casa Tagini, una conocida tienda de la Avenida de Mayo. Gardel acompañándose con guitarra en un estilo muy simple grabo quince canciones, de las cuales se editaron catorce en siete discos de doble faz, que se pusieron a la venta recién en 1913. El primer tema que grabo Gardel fue “Sos mi tirador plateao” (El tirador plateado) de Oscar OrozcoEl cuarteto propuesto por Saúl Salinas inicio finalmente su campaña en el interior. Sus esfuerzos iniciales en el carnaval de Zarate, en el noroeste de Buenos Aires, fueron un fracaso total; los cuatro músicos huyeron del hotel sin pagar la cuenta y continuaron viaje río arriba por el Paraná. Lamentablemente Salinas decidió separarse de sus compañeros en San Pedro, no obstante a este inconveniente los tres músicos reconstruyeron el trío y continuaron viajando hacia el noroeste y luego se dirigieron hacia el sur, tomando ciudades como Pergamino, Rojas, Mercedes, Chacabuco, hacia la línea del Ferrocarril Oeste, con el cual Gardel y Martino estaban familiarizados desde el año anterior. Corría mediados del año 1913 cuando los comentarios era favorables, Martino enfermo y decidió regresar en tren a Buenos Aires, lo que había comenzado como un cuarteto termino en un dúo. Gardel-Razzano continuaron su campaña pampeana como pudieron, cada vez con menos entusiasmo. Ya de regreso a Buenos Aires se despidieron sin proyecto alguno, pero el destino los unió nuevamente a fines de 1913. cuando Razzano lo va a buscar a Gardel para una actuación ante gente importante , pero sucede que no tenían guitarra, quizás las habían empeñado después de la gira, convencieron a un amigo que le prestara una para esa noche, Fue una noche memorable, comenzó en la elegante Confitería Perú de la Avenida de Mayo para recalar en el cabaret Armenonville. Se trataba de un elegante local nocturno en la Avenida Alvear. El Armenonville, que tomaba su nombre de un local similar al del Bois de Boulogne de Paris.El entusiasta canto del dúo atrajo a una pequeña multitud en el corredor, entre ello a Jorge Newbery, pionero de la aviación argentina. Los dos propietarios del Armenonville pidieron hablar con Razzano ofreciéndole un contrato para que el dúo actúe, de 70 pesos por noche. Cuando consulta con Gardel este exclama “¡ Venimos hasta a lavar los platos”! . En pocas horas, su suerte había cambiado
En 1914 después de un año fructífero, los dos artistas iniciaron su carrera teatral en el escenario del Nacional. Además participaron en audiciones radiales, en las compañías teatrales actuaban en los intervalos, en distintas fiestas de beneficencia también visitaron una o dos ciudades provinciales, actuando en cafés, cines y teatros.
En 1915 en los primeros meses y en su segundo año como profesionales, realizaron una nueva gira por provincias.Tambien viajaron al Uruguay a cumplir con un contrato, además ofrecieron un espectáculo privado en el Teatro Royal, el primer teatro de Montevideo, en que debían cantar, a beneficio de un grupo de periodistas y personalidades cívicas. Este viaje lo realizaron varias veces mas en el mismo año. Ya en Buenos Aires se lanzo una espectacular producción de Juan Moreira, con Elías Alippi como el infortunado gaucho. Gardel y Razzano cantaban en la escena seis, como gran parte de una “gran fiesta campestre”. En esta obra se utilizó un equipo de veinte guitarristas, encabezados por dos excelentes instrumentistas, José Ricardo (“guitarra numero 1”) y Horacio Petorossi (“guitarra numero 2”), Gardel y Razzano quedaron muy impresionados por las aptitudes de Ricardo y lo invitaron a trabajar con ellos cuando finalizaran su compromiso con la compañía. Para trabajar con el dúo Ricardo tuvo que afeitarse su exuberante bigote, pues se pensaba que habría contraste con la cara impecablemente rasurada de Gardel.Un 10 de diciembre de 1915 se celebro una función de gala en el San Martín con la actuación del dúo con Ricardo. Después de esa función Gardel y E.Alippi fueron al Palais de Glace, un popular lugar nocturno (famoso por su champagne y sus tangos) donde en una reyerta recibe un balazo. Principios de 1916 ya recuperado del balazo sigue con sus actuaciones en distintos escenarios viajando nuevamente a Montevideo; de regreso a Bs As. Actúan en el Teatro Odeon, en el Club de Prensa de Bs As y otros escenarios locales.
En 1917 obtienen éxitos en el Empire y aun mayor en el Esmeralda, entre el publico que asistía a dichos teatros de números vivos, había estrellas operísticas del Teatro Colon . Una de ellas el tenor italiano Tito Schipa, quien en futuro, entablaría una gran amistad con Gardel. El repertorio del dúo eran canciones criollas, que se habían consolidado como parte del repertorio de variedades , Gardel y Razzano, lideres indiscutidos en la especialidad algunas de las piezas entonadas por el dúo eran canciones folclóricas, compiladas y arregladas para ese formato especifico, que comenzaron a grabar a principios de año, para el sello Nacional-Odeon, creado por Max Glucksmann quien contaba entre sus empleados a José González Castillo (padre del celebre autor de tangos Catulo Castillo y él mismo destacado letrista) quien persuadió a este empresario y a Mauricio Godard (jefe del departamento de grabaciones de la compañía) a que los escuchara. Pronto se firmo un contrato que ofrecía al dúo una regalía de cuatro centavos por cada placa vendida. (Diez años después, cuando se introdujo la grabación eléctrica, la cifra se había elevado a treinta). El dúo hizo su primera grabación en el mes de abril, una canción del dúo en un lado, un solo de Razzano del otro. Pronto se grabo un segundo disco, con las mismas características del anterior. Los discos tuvieron buena venta desde el principio. Las grabaciones realizadas en ese año fueron veinticinco, trece por el dúo, cuatro Razzano, ocho Gardel.
Precisamente en 1917, nace el tango canción, y es muy probable -no se puede
ser mas preciso- que Gardel viera la letra de Contursi para Lita durante la visita
del dúo a Montevideo en enero de ese año. Le gusto la canción y descubrió que
le agradaba cantarla, al menos en privado, a sus amigos, aunque se apartaba de
su repertorio normal. ¿tendría éxito en el teatro? Gardel, por cierto titubeo antes
de probar suerte en publico. Y fue Razzano quien entusiasmó a Carlitos a que
cantara ese tango en cuanta ocasión se presentaba. Quería pulsar la reacción
de los oyentes. Y sucedió una cosa muy curiosa, las mujeres eran las mas
entusiastas, aunque no entendían ni una palabra del lunfardo. Resultado: un éxito
Y fue Gardel quien rebautizo la canción Mi noche triste, y la canto una noche en
una de sus actuaciones como solista durante el segundo periodo del dúo en el
Empire en 1917, entre fines de julio y principios de septiembre, poco después lo
grabo saliendo a la venta en enero de 1918. No obstante a todo esto, el dúo no
pensaba aun, alterar la estructura que ambos habían creado. Y siguieron las
presentaciones, pero menos frecuentes, en el Esmeralda, y el Empire; las
actuaciones en compañías teatrales, breves temporadas en Montevideo.
Ya en 1918, Glucksmann mismo sin duda veía al dúo como una “propiedad”
codiciable , incluyo a Gardel y Razzano, en una extensa gira junto con su otra
atracción, la orquesta de Roberto Firpo. El itinerario, que abarcaba una vasta
Franja de la provincia de Buenos Aires. Y distritos adyacentes, que se realizo en
los últimos tres meses de 1918. En ese año el dúo prosiguió con las grabaciones,
Que fueron cinco, tres el dúo y dos Gardel como solista acompañado, siempre
por José Ricardo.
En 1919,los éxitos del dúo continuaban, quienes siempre estuvieron dispuestos a asistir a colegas en desgracia. Como en cierta ocasión un 12 de agosto del ese año, se presentaron en el Teatro Avenida donde participaron en una espectacular función de beneficencia en ayuda del Actor Pablo Podesta, un amigo con quien habían trabajado a menudo en esos años.
Entretanto, el tango canción se introducía tenazmente en la vida de Gardel y en la cultura popular argentina. La firmeza con que Gardel había cantado “Mi noche triste” se puede apreciar escuchando su grabación de 1917. Su voz hondamente emotiva y su profundo sentido rítmico parecían hechos a propósito para ese tipo de canciones. Inadvertidamente, había creado un estilo para cantarlas. Y ahora aparecían autores con nuevas letras-y encontraban compositores para acompañarlas, con la esperanza de emular el éxito de Pascual Contursi. A todo esto Razzano comenzó con problemas en su garganta, que tiempo mas tarde unos diez meses después se sometiera a una operación y Gardel lo visitaba periódicamente. Pascual Contursi en 1918,había compuesto un segundo tango, se trataba de “Flor de fango” y que gardel grabara en 1919. Contursi siguió escribiendo como Ivette y Pobre paica, que Gardel grabo durante esta etapa inicial. El dúo cerro el año grabando en total 13 temas, 6 fueron hechas por el dúo, y 2 por Razzano con J.Ricardo y 5 por Gardel como solista acompañado por la guitarra de J.Ricardo.
Para hacer una evaluación sistemática, vamos a tomar desde lo años 1920 al 1923, donde veremos la evolución artística de estos interpretes del cancionero porteño.. En este periodo se incorpora al elenco el guitarrista Guillermo Desiderio Barbieri-abuelo de la reconocida vedette Carmen Barbieri- a la vez que el dúo con la responsabilidad de mejorar sus actuaciones comienza a tomar clases de canto, por cuanto con el agregado de Barbieri, que paso a ser la segunda guitarra, ya que José Ricardo Soria-tal era su nombre completo-ya integraba el elenco, adquirirían un mayor prestigio. El repertorio del dúo es amplio y variado, tal es así que -Gardel, incluyo algunos shimmys y fox-trots en sus solos-ritmos que estaban de moda.Mas allá de estas extras-digamos- Gardel ya había iniciado su despegue definitivo como cantor de tango.Si hacemos un repaso de su discografía vemos lo siguiente: en 1917 grabo un solo tango sobre veinticinco canciones; en 1918 uno tango sobre cinco, en 1919m un tango sobre trece; al año siguiente seis sobre veinticuatro; y en 1921, ocho sobre veintidós. Los datos de 1922son, al respecto, elocuentes: doce tangos sobre un total de veintiún canciones, es decir mas de la mitad, quedando la participación de Razzano relegada a su colaboración en algunas zambas y tonadas. Muchas fueron las razones de estas circunstancias, una de ellas-y no la menor-era la búsqueda por los caminos del tango al mercado. Con el tango, el espacio para los cultores criollos había sufrido un fuerte cimbronazo y las perspectivas para el futuro eran inciertas, y Gardel lo vislumbraba.Muchos autores de tango, cabe destacar, aportarían calidad al repertorio de Gardel, como los hermanos Canaro como con sus obras,”Camarada” “El pinche”,”Sufra” y “la brisa”. Los vaivenes en la voz de Razzano, también se harán notar a la hora de las grabaciones, ciertas mejoras en su voz, sumadas a la aparición de fuertes competidores, habrían servido de incentivo para mantener el prestigio ganado.
En 1923 Gardel se subirá definitivamente a la cresta de esa gran ola llamada tango. De las 53 grabaciones que realizo, 33 pertenecian a este genero. En los primeros meses de este año el dúo emprendió su primer viaje en gira por España junto a la compañía Rivera-De Rosas. El viaje lo hicieron en el buque alemán Antonio Delfino, fue en noviembre a fines del 23 . El dúo fue acompañado por Barbieri y José Ricardo, E.Bonessi y el representante artístico Luís Gaspar Pierotti., y en Montevideo se incorporaron los miembros de la compañía teatral.
Con la compañía actuaron en diversos lugares con singular éxito.El dúo regresa a Bs. As. El 13 de febrero de 1924. Ya en la Argentina siguen las actuaciones en distintos teatros y confiterías, y por supuesto las grabaciones que fueron 58. Además el dúo se vio favorecido por la tendencia de la radiofonía, y el 30 de septiembre de ese año debutan por Radio Grand Splendid. En 1925 Gardel y Razzano tenían proyectado una gira por el interior, pero antes fueron convocados para actuar ante Eduardo de Windsor, el príncipe de Gales, quien se hallaba de visita en la argentina. Luego de esa actuación comenzaron la gira prevista, por Córdoba. Precisamente en la ciudad cordobesa de San Francisco, Razzano comenzó a sentir molestias en su garganta, y en unas de sus actuaciones, se le acerca a Gardel y le comunica que finalizara solo la actuación por cuanto él no podía acompañarlo. Fue así que Razzano dijo “Querido Carlos, ¡yo no canto mas!
El 17 de octubre de 1925, Gardel viaja nuevamente a España, acompañado en este caso solamente por José Ricardo, su guitarrista. Donde además de actuar en distintos escenarios, entre el 26 de diciembre de 1925 y el 9 de enero del 1926 graba para el sello Odeón de España, 21 temas en 30 matrices ante un micrófono en lugar de la tradicional bocina, usando por primera vez el sistema eléctrico. Ni bien llegado a la argentina se encontró con la novedad que el sistema eléctrico de grabación-que había conocido en España-ya había llegado a la argentina, y es contratado para grabar, hecho que lo hizo aunque las primeras grabaciones fueron descartadas por cuanto había inconvenientes en la grabaciones y considero necesario no editarlas. Haremos un parentesis, para continuar luego con una proxima entrega

15 de marzo de 2010

LOS GUAPOS DEL ABASTO

Los guapos del 900….exacerbación de la hombría, se jugaban la vida por cualquier motivo o razón a veces por un simple error de apreciación.
Como nacen estos personajes?: Por la mujer. El hombre por entonces ya era “ventajero”, ya que trataba de sacarle la mujer al otro y esto no se podía permitir, y para poder conservar su hembra, mas de una vez era necesario mostrar su guapeza, medir su valentía, que le permitiera ganarse el respeto, pero no fue fácil, muchas costumbres tuvieron que cambiar estos hombres, por ejemplo, no se permitían pensar en otra cosa, siempre estaba presente su condición. No podía si se le venìa en ganas, caminar junto a la pared, siempre por el cordón de la acera, porque de cualquier puerta podría recibir una puñalada certera. No podía caminar distraídamente como mirando las estrellas. Era hasta necesario mirar al punto que pasaba circunstancialmente a su lado fijando su mirada, sin esquivar la vista, no fueran a creer que rehuia alguna mirada retadora. Debían cuidarse de no beber en demasía para no perder el control, debía estar atento. Cuentan que un tal Gervasio Luna, uno de los grandes guapos del Abasto, una noche se encontraba algo ebrio, quiso tomar por mingitorio a un italiano que estaba en la calle, lo que le resultó trágico, ya que el gringo le abrió la barriga de una puñalada. En 1900 todavía estaba vivo el recuerdo de las hazañas, de Juan Moreira, de Juan Cuello y de Hormiga Negra. Sus andanzas, sus fechorías, hacían que muchos quisieran imitarlos y sobre todo aquellos que asistían a los centro donde se rendían culto a lo criollo, como el caso del Mercado de Abasto. Y es así que muchos guapos dejaron allí un nombre y una leyenda. Había guapos de toda laya, buenos y malos de conducta limpia y guapos que eran gente del hampa, sin códigos algunos. Aquel que demostrara su hombría de bien, el parroquiano de una fonda cualquiera le daba cabida en su medio, compartía la mesa y no por miedo sino por mera estimación, aunque supieran que vivían al margen de las leyes.Por nombrar algunos podemos recordar a Constancio Traverso, el “Zurdo” Porta, el “Morocho” Aldao, El “Noy”, “Maceta”, el “Tano” Chiquin”, Castro “Castrito”, “El Panadero”, el “Tano” Pascualin , Juan y Alejandro Lisa, el “Pardo Langanay y muchos mas podría agregarse a la lista.
Estos personajes, podrían decir “Yo soy toro en mi rodeo” y no completar el dicho de
Fierro, porque raramente salían del barrio. Sin embrago, en los anales del Abasto, se registran alguna que otra incursión y excursión de guapos. Por ejemplo, el “Títere” un guapo de Villa Crespo, de quien se recuerda una anécdota, cuando desafió a Tomas Giberti conocido como “Maceta”, en un reto muy particular ; disputar el titulo de guapo jugando al truco. Otro , José “Cielito” Traverso quien se fue hasta dos recreos palermitanos (“Hansen” y “El Tambito”) donde en una revuelta se hizo cargo de quien tenia costumbre de sacarle la mujer al buen hombre que había ido a divertirse un rato con su compañera. Este era un tal Juan Carlos Argerich, conocido como “Vidalita”, hijo de un legislador. Otro de los hechos destacados de los guapos del Abasto, fue el hecho de Cayetano Osuna, hombre con un prontuario por mas suculento, y precisamente no era un bebe de pecho, era un hombre de arma llevar y de no andarse con chiquitas, pero no se sabe el porque a ultimo momento no quiso enfrentar a “Noy”, no se sabe si fue por miedo conociendo la bravura de contrario o simplemente porque lo respetaba.

4 de marzo de 2010

Viejo Mundo

Noviembre de 1923 señala un hecho destacado en la trayectoria de Gardel: el viaje al Viejo Mundo, para debutar en el Teatro Apolo de la capital Española, Madrid, junto a José Razzano, con la compañía Rivera-De Rosas. Dos canciones (La provincianita y Mano a Mano) son suficientes para darles una carta de crédito detrás de los Pirineos, o sea en Francia, Paris, la ciudad de los apaches, de los pintores bohemios, de los cafetines sombríos, del Sena misterioso…, aplaude y consagra a los cancionistas criollos. Ese mismo Paris de Jean Barois, que el 25 de junio de 1935, suscribiera esta expresión: “Gardel cantaba acompañándose en la guitarra, mientras detrás de él cuatro guitarristas formaban una especie de fondo a sus tangos. Encantaba por su voz, por su rostro, que era hermoso, por sus aires, que reflejaban toda la tradición popular de la Argentina. La vida de Gardel es una bella canción; amaba la canción; no existía mas que por ella y para ella”
Se dice que antes de regresar a nuestra tierra, el Zorzal pasó por su casa natal en Tolosa (Francia). Ya en Buenos Aires, prepara otra gira por el interior del país. Gardel es un incansable viajero. En el hay permanentemente una vigencia del verbo volver, acaso porque tiene unas tremendas fuerzas para persistir, para retomar un camino andado o para iniciar una senda nueva. Tal vez por eso mismo, cuando cantaba el tema Lejana tierra mía, cuya autoria comparte con su amigo Le Pera, lo hacia con una misteriosa fuerza cautivante.
Lejana tierra mía
De mis amores
¡Como te nombro!
En mis noches sin sueño
Con las pupilas
Llenas de asombro,
Dime estrellita mía
Que no son canas
Mis esperanzas
Que tu sabes que pronto
He de volver
A mi viejo querer
Mientras tanto, digamos que transcurre el nacimiento y el desarrollo del Cine argentino, vehiculo en el cual paseara el tango sus valores, a veces con la voz de Ignacio Corsini, como en el caso de “Federación o muerte”, otras con las voces de Tita Merello o de María Esther Gamas y Carlos Vivan….Se suceden títulos de filmes que lo dicen todo: “El tango de la muerte”, “Milonguita”, “El guapo del arrabal”, “Alma en pena”, “La borrachera del tango”, otrora exitosa pieza de Elías Alippi y Carlos Schaeffer Gallo (con un tango homónimo de Adolfo Aviles), “Mientras Buenos Aires duerme”, “melenita de oro”, “El ultimo tango”, “Organito de la tarde”, “Perdón viejita”…hasta llegar a ¡Tango!, que resulta el primer largometraje nacional y que se estrena el 27 de abril de 1933.
Sabemos que Carlos Gardel también incursiono en la cinematografía. En la etapa que hemos mencionado su participación es, al principio, fugaz y tiene en contra su peso excesivo. En “Flor de durazno” (1916), con una temática basada en la novela de Hugo Wast (existe una versión posterior sonora); en “La Loba” (probablemente de 1918), en una serie de cortometrajes dirigidos por Eduardo Morera entre 1930 y 1931 hasta llegar, en 1931, a “Luces de Buenos Aires”. Que escapa la filmación nacional, ya que esta realizada en Jonville (Francia), interviene Gardel. Con respeto a la filmaciones en el viejo mundo lo dejamos para una próxima entrega.

25 de noviembre de 2009

TANGO PARA FUMADORES

El tabaco con el alcohol y las evocaciones estuvieron siempre presentes en muchos temas tangueros. El cigarrillo aparece unido a bodegones, boliches y cafetines como un componente mas y también básico de ese mundo de noche y bohemia que pintaron muchos de los poetas que supo tener el tango. Gardel también fuma
Hace ochenta y cinco años en Buenos Aires, un músico y un poeta muy poco conocidos en sus artes, presentaron en común un trabajo para el concurso que organizaba una famosa marca de cigarrillos de nombre "Tango". Recurrieron a la inocente y simple idea de simpatizar con la empresa organizadora a través de un titulo relacionado con el producto que esta vendía. Así nació el tango "sobre el pucho".
Sus autores, el músico Sebastian Piana y el poeta José González Castillo, obtuvieron el segundo premio y se alzaron con quinientos pesos moneda nacional, una suma importante para aquella época. El tango lo estreno el cantor Uruguayo Oscar Rorra, un moreno nacido en el barrio Palermo de Montevideo y que por la década del veinte era conocido en el Río de la Plata como "El Caruso negro" y alternaba el tango con las comparsas lobotas de esos tiempos, fue el primero en hacer conocer aquello de "Un callejón en Pompeya/ y un farolito plateando el fango/y Allá un malevo que fuma y un organito moliendo un tango..."
Esta imagen la retoma algunos años después Homero Manzi en "El ultimo organito" para contar la historia de "el ciego inconsolable del verso de Carriego/que fuma, fuma y fuma sentado en el umbral".
Francisco Gorrindo, con desgarradora filosofía en su famoso tango "Las cuarenta" dice: "Con el pucho de la vida/apretado entre los labios..."para contar en su regreso al barrio, sus heridas y fracasos.
Para complacer el deseo de un amor efímero, Manuel Romero cuenta en "Aquel tapado de armiño" que para regalar el dichoso abrigo tuvo que pedir plata a amigos y usureros; "...y estuve un mes sin fumar".
Nuevamente Manuel Romero menciona al cigarrillo hasta el hartazgo en "Nubes de humo". Allí le dice a su interlocutor: Fume compadre/fume y charlemos/y mientras fuma, recordemos..." esta insistencia la repite en seis oportunidades dentro de la letra. Como para agarrarse una angina. La mujer que encuentra a su hombre a punto de abandonarla en el tango de Celedonio Esteban Flores, "Lloro como una mujer", esta le reprocha que después de haberle dado varias palizas, "allá como a la semana me pediste pa´cigarros/después pa´cortarte el pelo/y pa ir un rato al café...
Otra vez vuelve a la carga Celedonio Esteban Flores cuando retrata el personaje de Margarita que se empieza a transformar en Margot "entre risas y piropos/de muchos seguidores/entre el humo de los puros/ y el champaña del Armenonville".
En el tango "Giuseppe el zapatero", el tano trabaja sin cesar” masticando el toscano/para hacer economía/pues quiere que su hijo/estudie de doctor".
El Uruguayo Roberto Fontaina menciona al tabaco en "Mama, yo quiero un novio" cuando el personaje de la historia, al galán de sus sueños, lo prefiere: "que no se ponga gomina/ni fume tabaco ingles...", un adelantado el autor, ya presentía que el cigarrillo dañaba la salud.
El talento enorme de Catulo Castillo, emociona cuando dice "Yo te evoco perdido en la vida/y enredado en los hilos del humo/frente a un grato recuerdo que fumo/y a esta negra porción de café, esto sirve para rememorar el Café de los Angelitos, ubicados en Rivadavia y Rincón, donde fueron famosas las payadas de Higinio Cason y Gabino Ezeiza.
El poder de observación de Enrique Santos Discepolo se manifiesta como nunca retrata la atmosfera y el clima de "Cafetín de Buenos Aires": me diste entre asombro/el cigarrillo.../la fe en mis suelos/y una esperanza de amor..."
Por estos años-la década del cuarenta-José María Contursi escribe los versos de "Tabaco: "Y mientras fumo/forma el humo tu figura y en el aroma del tabaco/tu fragancia..." de este tango Aníbal Troilo con la voz de Fiorentino hicieron una versión de antología.
Otro cantor de gran arraigo popular como lo era Ángel Vargas dejo registrado dos tangos en los cuales menciona el habito de fumar "Con un cigarrillo/prendido en los labios/salís de tu casa/te vas a bailar...", estos textos pertenecen a” bailarín de contraseña", de Lucero y Felice.
En "No vendrá", Ángel Vargas nos hace saber que el tiempo de la cita se esta terminando y el personaje con amarga resignación dice"...y mientras espero/fumare otro cigarrillo mas/aunque ya no la veré/me lo dice en el sonar/la campana de un reloj.
Y muchos tangos mas hablan del cigarrillo, pero más allá del vuelo poético que se le ha querido dar, es bueno recordar una vieja advertencia: Fumar es perjudicial para la salud